Abordaje inicial de una crisis hiperglucémica en urgencias

¿Alguna vez te has encontrado en medio de tus rondas por el servicio de urgencias a un paciente con hiperglucemia? ¿Recuerdas cuáles son las causas generales y el manejo que se le debe dar al momento de la consulta? Pues bien, encontrar pacientes con esta patología es algo bastante común y, por eso, debemos conocer cómo identificarlos rápidamente en el servicio de urgencias para brindarles un proceso de consulta adecuado; por esta razón, queremos resumirte cuáles son las causas y el abordaje general para esta patología.

Si bien cada institución tiene un manejo propio de las crisis presentadas en urgencias, es importante conocer las causas o factores determinantes que desencadenan una crisis hiperglucémica, las cuales nos ayudarán a dar un buen diagnóstico. Entre las principales causas se encuentran las siguientes: 

  • Enfermedades graves como accidente cerebrovascular, infarto agudo de miocardio, pancreatitis, tirotoxicosis, sepsis, entre otras.
  • Desórdenes alimenticios en pacientes con diabetes mellitus tipo 1.
  • Mal uso de medicamentos que alteran el metabolismo de los carbohidratos.

Actualmente se han descrito 2 tipos de emergencias hiperglicémicas: la primera es el estado hiperglicémico hiperosmolar (EHH) y la segunda es la cetoacidosis diabética (CAD); entendiendo la diferencia que hay en ambas: hiperglicémico hiperosmolar (EHH), asociado a la  hiperglicemia severa, hiperosmolaridad y deshidratación, sin la presencia de cetonas ni acidosis metabólica secundaria. A diferencia de la CAD, que se caracteriza por la presencia de hiperglicemia, acidosis metabólica y producción de cetonas, en este sentido, ambas han sido categorizadas como complicaciones metabólicas agudas en pacientes con diabetes mellitus mal controlada y, por eso, deben de tener un tratamiento oportuno. Para brindar un manejo básico en el servicio de urgencias podemos guiarnos por los siguientes pasos: 

  1. Identificar los tipos de crisis hiperglicémica al momento de la primera consulta y realizar un adecuado abordaje diagnóstico del paciente con hiperglucemia en el servicio de urgencias, esto con el fin de dar un buen manejo a los posibles procedimientos médicos. 
  2. Reconocer los síntomas y signos que sugieran compromiso metabólico grave en el paciente y que, a su vez, exigen atención inmediata en el servicio de urgencias.
  3. Una vez identificados los síntomas en cada caso; Cetoacidosis diabética (CAD): náuseas, vómito y mareo, signos de deshidratación, Alteración del estado de conciencia, entre otros; y en el caso de estado hiperglicémico hiperosmolar (EHH): alteración del estado neurológico que puede ir desde somnolencia hasta coma y signos de focalización neurológica y convulsiones, etcétera.

Adicional a esto, se debe implementar una estrategia diagnóstica bien estructurada donde podamos darle manejo a la crisis con el fin de disminuir la morbimortalidad en pacientes con diabetes mellitus.

  1. Realizar los exámenes pertinentes para determinar el estado de gravedad; existen varios exámenes médicos que deben efectuarse una vez se identifiquen los síntomas, siendo la glucometría un examen importante en personas diabéticas, por lo cual debe solicitarse al ingreso del paciente a urgencias, y ante la sospecha de una crisis hiperglicémica, debe solicitarse: hemoleucograma, osmolaridad sérica (recuerda que esta se debe calcular y su fórmula es esencial para el resultado), BUN y creatinina, ionograma y glicemia basal.

Te invitamos a que compartas tu opinión sobre este tema con nosotros y nos comentes cuál es tu posición sobre el manejo o abordaje que se le debe dar en una sala de urgencias a la crisis hiperglucémica.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.