Antes de un examen de admisión prepárate con los siguientes tips

Se acerca la fecha para presentar nuestro examen de admisión y conforme pasan los días, el deseo por pasar a nuestra residencia soñada se va incrementando, pero con este deseo vienen los nervios, la ansiedad o la tensión, sentimientos que, aunque son normales hasta cierto punto, debemos gestionar para evitar que nuestra mente se nuble al presentar el examen.

Ahora bien, sabemos que han sido meses de estudio y dedicación para estar finalmente listos a dar el gran paso que supone pasar a una especialización médica y por eso, hoy te traemos algunos consejos que te permitirán cerrar con broche de oro tu preparación para presentar el examen de admisión:

1.       Realiza ejercicios de relajación.

2.       Mantén una alimentación balanceada.

3.       Deja que tu cerebro descanse del estudio.

4.       Realiza actividades que te distraigan.

5.       Visualiza el éxito.

Realiza ejercicios de relajación: Se trata de uno de los mejores métodos para gestionar nuestra ansiedad previa al examen de admisión y es que, por ejemplo, con algo tan sencillo como una respiración adecuada podremos regular de manera natural nuestra activación mental. Por esta razón, podemos realizar ejercicios de respiración diafragmática, visualización guiada o relajación muscular progresiva.

Mantén una alimentación balanceada: El bienestar físico se verá reflejado en nuestra salud mental y si queremos que nuestra mente esté en las mejores condiciones para enfrentar el examen, lo mejor que podemos hacer es ingerir alimentos que nos aporten la energía necesaria y que a su vez reduzcan nuestros niveles de ansiedad y estrés. Podemos incluir proteínas e hidratos de carbono complejos como la avena o los cereales integrales. Además, debemos evitar la ingesta de alcohol y cafeína y aumentar nuestro consumo de agua.

Deja que tu cerebro descanse del estudio: La idea de continuar repasando hasta el último minuto puede sonar como la opción más acertada para muchas personas; sin embargo, realizar esto supone un error debido a que con eso solo lograremos estresarnos más. Por eso, lo mejor es que seas consciente de que ya has estudiado lo suficiente y que estos últimos días los dediques a distraer y tranquilizar tu mente, puesto que el estudio y los conocimientos ya los tienes.

Realiza actividades que te distraigan: ¿cuándo fue la última vez que te relajaste viendo tu serie favorita, leyendo un libro o realizando el pasatiempo que tanto disfrutas? Son actividades que a veces dejamos de lado en medio de nuestro trabajo y nuestra preparación para el examen; sin embargo, esta semana es la indicada para retomar estas actividades que, aunque parezcan poco productivas, en realidad cumplen un rol elemental al distraer nuestra mente y, por lo tanto, reducir nuestros niveles de estrés y ansiedad.

Visualiza el éxito: Finalmente, debemos estar seguros de que nuestra meta es una realidad y convencernos de que tenemos todas las capacidades, habilidades y conocimiento para pasar a la residencia que tanto hemos deseado. Ten presente que nuestra mente tiene el poder de capitalizar cualquier sueño y objetivo que tengamos. ¡Confía en ti!

La preparación es fundamental a la hora de presentar el examen de admisión y sabemos que has invertido tiempo y dedicación para lograr tu objetivo, pero recuerda que tu sueño es más grande que una prueba y, lo más importante, es que tú ya tienes todo para pasar. Comparte este artículo con tus amigos si te gustó y reduce su estrés en esta época previa al examen de admisión.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.