Disfruta el proceso, relájate y espera los resultados

Aplica estas técnicas de relajación que te ayudarán a controlar tu ansiedad.

¿Confías en el resultado de tu preparación? Sabemos que el estrés, la ansiedad y los nervios se apoderan de nosotros cada vez que esperamos los resultados de algo que hemos anhelado por mucho tiempo. Te preparaste, presentaste el examen y ahora estás en la etapa de espera a una gran noticia; sin embargo, es difícil controlar esos sentimientos de angustia si no conocemos las técnicas adecuadas o un buen método para relajar nuestra mente y disfrutar de este proceso de espera.

Pero ¿cómo manejar un momento de ansiedad? Sencillo, te contaremos dos técnicas que, además de sencillas, son muy eficientes para controlar el nivel de cortisol en nuestro cuerpo. ¡Vamos a practicarlas! 

Técnica The Mindful Pause: relaja tu mente con este ejercicio rápido. Se basa en concentrarnos en la respiración durante quince a treinta segundos, concentrando nuestra atención únicamente en este proceso. Debes inhalar y exhalar profundamente, mientras realizas este ejercicio, agradece por el proceso que estás viviendo y visualízate como el especialista que sueñas. ¡Sabemos que vas a lograrlo!

Meditación estática: la mente como lienzo. Esta técnica se inicia cerrando los ojos y centrándose en la respiración, tratando de imaginar la mente como un lienzo en blanco. Una vez hecho esto, escogemos alguno de los pensamientos o imágenes que nos genera esa ansiedad, y como si este fuera un cuadro, lo vamos pintando o imaginando como realmente queremos que suceda. 

Hagamos un ejemplo: “estoy muy ansiosa por saber si seré admitida a mi residencia médica, eso me genera estrés y mi corazón se me quiere salir del pecho por no conocer aún los resultados”, pero según esta técnica ¿cómo se puede dibujar un nuevo panorama? Encuentra un lugar tranquilo, cierra tus ojos y controla tu respiración; piensa en ese pensamiento que te está generando estrés y poco a poco le colocas color, cambias sus matices y le agregas el resultado esperado: “me visualizo leyendo los resultados y pasando a mi especialidad soñada”.

Recuerda que, en este momento, donde estamos esperando la noticia de nuestros resultados, nuestra mente está agobiada, pero podemos cambiar esos pensamientos, ¡piensa en tu mente el resultado de que ya eres especialista!

¿Empezamos a practicarlas? Si tu respuesta es sí, te aseguramos que podrás controlar tu nivel de estrés, disfrutarás de este tiempo y sin duda alguna el resultado será por el que tanto te has preparado. Recuerda que nuestra mente juega un papel fundamental en nuestra preparación, en nuestros resultados y sobre todo en nuestro estilo de vida.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.