Enfoque y manejo general del paciente intoxicado

Dentro de los diversos casos a los que nos enfrentamos los médicos en medio de nuestros turnos, se encuentran los pacientes que, debido a la ingesta de alguna sustancia, manifiestan una intoxicación. ¿Te ha pasado alguna vez y, por la premura del tiempo, no has tenido claro el manejo que se le debe dar? 

Pues bien, al ser este un caso relativamente común en nuestras labores del día a día, es elemental tener claro el protocolo que debe brindarse para garantizar la seguridad del paciente, teniendo en cuenta el manejo general de una persona intoxicada y poder suministrar los medicamentos requeridos o remitir prontamente al especialista si el caso lo necesita. 

Por eso, hoy queremos compartir contigo las bases de este protocolo pues, aunque sabemos que es un tema que como profesionales de la salud manejamos, existen ciertos puntos clave para dar un mejor manejo y realizar, de esta forma, una labor más rápida y efectiva. 

Si bien cada paciente puede presentar diferentes niveles de gravedad, es importante seguir los siguientes pasos:

• Manejar la vía aérea – Levantar la mandíbula – Aspiración de secreciones – Tubo de mayo – Tubo endotraqueal.

 • Asistir la ventilación – Ventilación con ambú.

 • Mantener la circulación – Masaje cardíaco – Inotrópicos. 

Además es importante preservar el estado de nuestro paciente monitoreando su ritmo cardíaco, la oximetría del pulso y, por supuesto, debemos de tener un acceso intravenoso permeable para la aplicación de cualquier medicamento y reposición hidroelectrolítica. 

Asimismo, es nuestro deber como personal médico hacer un interrogatorio directo e indirecto para analizar los hechos que rodearon al paciente y poder obtener una historia completamente clara y, por consiguiente, un diagnóstico mejor. Para lograr esto, puedes guiarte de manera rápida por medio de las siguientes preguntas: 

¿Qué? Esto te ayudará a identificar el elemento tóxico, el cual será importante para el diagnóstico y el manejo que brindarán en adelante. 

¿Dónde? Por otro lado, es importante tener claro el lugar donde ocurrió. Muchas veces las intoxicaciones ocurren en forma masiva, por ejemplo las intoxicaciones alimentarias, la intoxicación por monóxido de carbono, el derrame de sustancias como el mercurio, etc. En esos casos, debemos de estar preparados para recibir más pacientes e identificar aquellas personas intoxicadas que aún no consultan.

¿Cómo? La vía de entrada puede ser oral, dérmica y respiratoria. Por ejemplo, los organofosforados y carbamatos se absorben por todas las vías, en cambio los rodenticidas solo por vía oral. Esto será importante para el manejo y las medidas de descontaminación que decidamos utilizar al momento de ingresar nuestros pacientes. 

¿Cuánto? También es importante tener claro cuál fue la posible cantidad incorporada. Por ejemplo, la dosis ingerida de algunos medicamentos puede no llegar a ser la dosis tóxica, mientras que pequeñas dosis de otros como el metanol o el paraquat pueden ser muy tóxicas e incluso letales.

¿Cuáles son los medicamentos habituales que toma el paciente? Esto debe incluir también las medicinas alternativas que puede haber estado utilizando. En el caso de niños o de pacientes que dependan de un tutor es necesario que los miembros de la familia nos informen los medicamentos utilizados. 

Una vez se tenga identificada cada una de las respuestas, debemos continuar con la revisión física del paciente, donde sin duda alguna se arrojarán las posibles contraindicaciones del paciente; Por ejemplo, del examen de piel, faneras, aliento, olor del contenido gástrico, examen de cavidad oral (quemaduras por cáusticos), inspección de las ropas (olor a plaguicidas, hidrocarburos, etc.) y del tamaño pupilar se puede rescatar información toxicológica importante que nos ayudará a guiar mejor el tratamiento. 

Teniendo claro el protocolo inicial para el manejo del paciente intoxicado, podrás brindar una atención eficaz que salvaguarde la seguridad de cada uno de tus pacientes. 

Comparte este artículo si te gustó y ayuda a tus compañeros a repasar las acciones iniciales que debemos realizar ante este tipo de casos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.