Mejora tu presentación personal para tu entrevista de admisión con estos tips

¿Presentarás una entrevista como parte del proceso de selección a tu especialización soñada? ¿Sabes cómo dar una buena impresión por medio de tu presentación personal? Muchas veces cuando nos presentamos a una entrevista, solemos relegar a un segundo plano nuestra presentación personal. Sin embargo, saber cómo ir vestidos y cómo expresarnos es un elemento clave para tener una entrevista exitosa, ya sea presencial o virtual, y es que para ser seleccionados debemos de tener, además de las capacidades requeridas y los conocimientos del área, una excelente presentación personal. 

Ahora bien, es necesario precisar que existe una gran diferencia entre la presentación personal y la apariencia o las características físicas, debido a que, cuando hablamos de presentación personal, nos referimos a la manera en la que nos desenvolvemos durante la entrevista, es decir, nuestro estilo personal, nuestro lenguaje no verbal y cómo nos comunicamos con el otro. 

Por eso, hoy queremos compartir contigo 3 tips que te ayudarán a destacar en cualquier proceso de selección por medio de tu presentación personal:

  1. Adapta tu estilo personal. 
  2. Cuida tu lenguaje corporal. 
  3. Práctica siempre una escucha activa.

Adapta tu estilo personal: aunque por lo general se recomienda tener una vestimenta formal, debemos de evitar exagerar en este aspecto, ya que con un pantalón y una camisa o blusa de vestir podremos dar la impresión de formalidad necesaria. También, debemos de tener en cuenta el color de nuestra ropa y lo que suelen representar las distintas tonalidades. De esta forma, podremos adaptar nuestro estilo personal con una vestimenta que refleje las características que se buscan en los candidatos a las especializaciones médicas. 

Cuida tu lenguaje corporal: nuestro lenguaje no verbal comunica más de lo que solemos pensar y es aquí donde debemos de ser conscientes de la postura corporal que tenemos y la forma en la que movemos nuestro cuerpo mientras respondemos las preguntas. Lo mejor es que tengamos una posición corporal de apertura, que evitemos cruzar las manos o los pies y mostremos seguridad. Esto ayudará a que el entrevistador vea que estamos conectados con el tema y reflejará nuestro interés por la entrevista. 

Práctica siempre una escucha activa: deja a un lado los libretos, estar preparado es diferente a saberse todo de memoria. Lo ideal es escuchar siempre a nuestro entrevistador y contestar de manera auténtica y respetuosa reflejando las capacidades y cualidades que nos posicionan como uno de los mejores candidatos, cuidando siempre las palabras que decimos y cómo las transmitimos. Además, demostrar que tienes una escucha activa, ayudará a reforzar las habilidades blandas que la mayoría de evaluadores buscan a la hora de hablar con un entrevistado. 

Siguiendo estas recomendaciones podrás mejorar tu presentación personal para estar un paso más cerca de alcanzar tus objetivos. Recuerda que la preparación mental, una buena hoja de vida y una excelente presentación personal pueden hacer que tu entrevista de admisión a la residencia sea todo un éxito.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *