¿Qué hacer si no pasé a la UdeA?

Uno de los días que más estábamos esperando por fin llegó y es que ya se dieron a conocer los resultados del examen de admisión para las especialidades médico-quirúrgicas de la Universidad de Antioquia, una de las instituciones educativas más apetecidas por los profesionales de la salud en Colombia.

Ahora bien, puede que hagas parte del grupo de admitidos para el semestre 2021-2 y estés a punto de emprender tu formación como el especialista que tanto has deseado, o puede que tu resultado sea contrario al que esperabas en este proceso. Si este último es tu caso, y tu puntaje te impidió obtener un cupo en esta convocatoria, te invitamos a leer la siguiente lista de cosas que puedes hacer para manejar esta situación y sacarle provecho. 

  1. Acepta lo que sucedió y los sentimientos que te genera. 
  2. Evita encerrarte en lo que sientes. 
  3. Mantén la calma. 
  4. Analiza lo que te llevó a obtener tu resultado. 
  5. Realiza un plan de acción. 

Acepta lo que sucedió y los sentimientos que te genera: Puede que estos días tengamos una serie de sentimientos encontrados; sin embargo, lo primero que debemos de hacer es aceptar que, en la vida, las cosas pueden salir de forma diferente a lo que nos gustaría. Este tipo de procesos puede generarnos sentimientos de tristeza, decepción o frustración y, por eso, uno de los pasos fundamentales para sobreponernos ante esta situación, es reconocer lo que sentimos y ser conscientes de que se trata de una reacción completamente normal ante lo que acaba de suceder. 

Evita encerrarte en lo que sientes: Además de aceptar lo que pasó, algo que podría ser de gran ayuda es darnos un espacio para realizar otras actividades que permitan que nuestra mente tome un respiro. Por ejemplo, podemos compartir con amigos, familiares o aquellas personas que hayan mostrado su apoyo durante nuestra preparación. De esta forma, podemos exteriorizar nuestros sentimientos, lo que nos facilitará el proceso de aceptación y superación. 

Mantén la calma: Aunque en este momento puede ser complicado mantener la objetividad y la calma, es necesario que sepamos que nuestro sueño sigue. Existen muchas oportunidades para cumplir nuestra aspiración de ser especialistas, y es que siempre podremos reforzar nuestros conocimientos para presentarnos en la próxima convocatoria e incluso participar en distintos procesos de admisión de otras universidades.

Analiza lo que te llevó a obtener tu resultado: Una vez hayamos aceptado la situación y estemos en calma, debemos analizar detalladamente las razones por las cuales obtuvimos nuestro puntaje. En este punto es importante reconocer los aspectos positivos de nuestro desempeño en el proceso de admisión; es decir, si se nos facilitó responder cierto tema, si manejamos adecuadamente nuestra ansiedad durante la prueba o si obtuvimos más puntos que la última vez. Esto nos ayudará a identificar nuestras fortalezas y a reconocer los aspectos que nos acercaron al resultado que estamos buscando. 

Por otro lado, es conveniente analizar cuáles fueron nuestros puntos débiles en el examen, los cuales influyeron en nuestro rendimiento. Por ejemplo, si nos faltó preparación para las preguntas en inglés o sobre un área específica, o si fue difícil comprender alguna pregunta en particular. Esto te permitirá trabajar en esos aspectos y así reforzarlos para tener mayor seguridad en el próximo examen. 

Realiza un plan de acción: Teniendo en cuenta el análisis que realizamos anteriormente sobre las cosas que podríamos mejorar, debemos de generar un plan de acción para  proceder y reforzar estos aspectos. Para esto, podemos basarnos en los siguientes ejemplos dependiendo de lo que hayamos identificado: 

  • Si nuestro inconveniente fueron las preguntas de inglés, podemos comenzar a leer artículos que nos permita adquirir un mejor dominio en términos técnicos de medicina o inscribirnos a un curso especializado que satisfaga nuestras necesidades. 
  • Si la falla estuvo en alguna área básica o clínica en particular, entonces podemos iniciar nuestro siguiente período de preparación con este tema para volvernos expertos. 
  • Si la limitación estuvo en que nos confundimos con la forma que presentaban las preguntas, entonces deberíamos dedicarnos a realizar simulacros para que, cuando volvamos a presentar el examen, ya tengamos la habilidad para responder preguntas. 

De esta forma, en la próxima convocatoria podremos presentarnos con la seguridad de obtener un mejor resultado. 

Con esta lista de consejos podrás afrontar las circunstancias actuales para continuar preparándote y trabajando por hacer de tu sueño de ser especialista una realidad. Comparte este artículo si te gustó y recuerda que lo más importante es seguir adelante, pues de seguro en la próxima ocasión serás parte de la lista de admitidos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.