Tips para optimizar tu aprendizaje con amigos

Si eres de las personas que prefiere estudiar por tu cuenta, ten cuidado porque puedes estar perdiéndote de una gran oportunidad a la hora de prepararte para alcanzar tu sueño de pasar a la especialización. Existen personas que contrario a esto eligen el camino de estudiar en compañía y de compartir vivencias y conocimientos, creando un círculo de apoyo con sus demás compañeros, afianzando mejor los saberes y logrando con esto alcanzar la meta que tanto sueñan.

Pues bien, uno de los principales beneficios que tiene estudiar en grupo son los distintos aprendizajes que lograrás alrededor de un tema, sin embargo, existen otros múltiples factores importantes por los cuales es recomendable que tengas una buena compañía de estudio; para esto es importante, además de escoger bien con quién vas a estudiar, que también que tengas en cuenta estos 4 tips para que optimices de manera correcta tu aprendizaje con amigos.

  1. Haz una planificación de los temas a estudiar.
  2. Escoge tu grupo de estudio ideal.
  3. Elabora mapas mentales grupales.
  4. Fomenta el debate y da espacio para la retroalimentación.

Haz una planificación de los temas a estudiar: En este punto es muy importante tener en cuenta cuáles son las áreas más importantes y planificar tu tiempo en cada una de ellas; fíjate objetivos claros y establece una meta a la cual quieras llegar. Te recomendamos que en esa planificación integres descansos de 10 a 15 minutos para que este tiempo de estudio sea más productivo, si quieres saber más sobre este tema y los tiempos específicos de estudio, en nuestro artículo ¿Cuál es la duración ideal de una sesión de estudio?, puedes aprender un poco más de esto y así optimizar de manera adecuada tu tiempo de estudio.

También, puedes aprovechar las fortalezas de cada integrante del grupo y hacer una lista de todo lo que necesitas, cuando tienes un plan establecido es más fácil conseguir resultados y así también podrás identificar cuáles son los temas que te faltan por estudiar. 

Escoge tu grupo de estudio ideal: Dentro de nuestro grupo de amigos sabemos perfectamente cuáles son las fortalezas de cada uno, es por esto que al momento de hacer un grupo de estudio es importante que analices estas habilidades para que puedan sacar el mejor provecho de cada una de ellas. Aunque el tamaño ideal de un grupo de estudio puede variar dependiendo de los objetivos, te recomendamos que máximo sean 4 personas. Lo mejor es que elijas compañeros de estudio que te hagan responsable y que no te distraigan con historias del fin de semana, hay tiempo para todo y este es el tiempo de estudiar. Sin embargo, dedica también un espacio dentro de la jornada para esas charlas divertidas que ayudan a despejar la mente por un rato. 

Elabora mapas mentales grupales: Una de las grandes ventajas que tiene estudiar en grupo, son las diversas opiniones que se pueden dar sobre los temas tratados, es aquí donde elaborar mapas mentales se convierte en la herramienta más útil a la hora de estudiar. Toma apuntes y trabaja en equipo, reparte responsabilidades; por ejemplo, mientras alguno se encarga de darle forma al mapa mental, el resto del equipo se puede concentrar en buscar información para nutrirlo. Recuerda que solo debes poner información puntual que te ayudará más adelante a recordar con palabras claves un tema en específico. 

Fomenta el debate y da espacio para la retroalimentación: Casi siempre, dos cabezas piensan más que una por más que hablen del mismo tema, es por esta razón que dentro de nuestro grupo de estudio debe haber espacio para el debate, recuerda que cada persona tiene sus propios conocimientos o puede entender un tema de una manera distinta a la tuya. Comparte estas opiniones y nutre cada vez más el mapa mental, busca los caminos más sencillos para estudiar y enriquece junto con tus amigos los conocimientos. Al mismo tiempo, establece conclusiones de cada sesión, evalúa el trabajo y busca las debilidades que se puedan fortalecer para ser más provechoso el próximo encuentro.

Recuerda que cada persona tiene su estilo de aprendizaje y, al igual que ellos, tú también lo tienes; sin embargo, compartir tus conocimientos y aprovechar al máximo los beneficios de un buen grupo de estudio podría ser mucho más beneficioso de lo que solemos pensar. Comparte este artículo con tus amigos para que pongan en práctica cada tip, si lo hacen seguro lograrán grandes resultados.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.