Prepárate para tu examen de admisión de manera efectiva

En el proceso de preparación para pasar a la especialidad médica que aspiras, es posible que pienses que el tiempo se te hace escaso y tengas la sensación de tener que estudiar mucho en poco tiempo. Por esto, tal vez te preguntes ¿qué hago si el tiempo no me alcanza? Nosotros te mostraremos cuáles son las mejores formas de organizar el tiempo.

Lo primero es tener siempre presentes tus objetivos y metas, para que en función de ellos organices y priorices tus tareas. Dicho esto, plantéate las siguientes preguntas: 

¿Cuánto tiempo necesitas? Y, ¿cuánto tiempo realmente tienes?

Ambas son claves para que tu planificación sea acorde a ti mismo y, por tanto, viable. Así podrás asignar adecuadamente los tiempos para estudiar, y también priorizar el cumplimiento de los distintos compromisos en el corto, mediano y largo plazo.

Priorizar implica decidir por dónde vas a comenzar a trabajar y qué actividades aplazarás. Puede suceder que aun cuando hayas planificado tu tiempo, postergues las actividades planificadas. En ocasiones, esto es necesario si realmente lo decides y reasignas los tiempos, pero también puede suceder que te distraes, y ya no alcanzas a hacerlo, ni tampoco logras pasar un rato de descanso tranquilo.

Una adecuada gestión del tiempo, implica que nuestra planificación se traduzca en acción, permitiendo realizar además de las actividades académicas, las actividades personales y así, optimizar el tiempo para que te quede tiempo libre. A medida que aprendemos a ser eficientes en su uso, ganamos mucho en calidad de estudio y en calidad de vida.

Tips que te ayudarán a organizar tu tiempo de estudio:

Teniendo en cuenta esto, te damos unos tips para que organices tu tiempo de estudio y llegues preparado al examen de admisión de la especialidad médica que deseas:

  1. Apunta las fechas clave en una agenda personal o un calendario, ya sea en papel, en formato digital o en una aplicación del celular. Anota allí las fechas de los exámenes de admisión en la universidad que aspiras. Como sugerencia márcalos como si fueran fechas especiales, así desearás que llegue con ansias.
  1. Fija unos objetivos y establece las actividades o tareas que quieres acabar ese día, y anota qué contenidos y temas tienes que repasar o estudiar. Da prioridad a los temas urgentes, pero dedica también un tiempo de estudio semanal para revisar los contenidos de cada materia.
  1. Establece un horario. Nosotros te recomendamos estudiar todos los días a la misma hora, para que tengas una rutina y te acostumbres a ella para cumplir los objetivos diarios. Entre una actividad compleja y la siguiente es recomendable que fijes un descanso de cinco o diez minutos.
  1. Para organizarte de manera más eficaz, reparte el tiempo de estudio para cada materia. Puedes comenzar por los contenidos más complicados, ya que estarás menos cansado. Otra buena técnica es intercalar tareas más complejas o exigentes con otras que te resulten más entretenidas y motivadoras.
  1. Sé constante, y aunque al principio te resulte complicado, estudia todos los días y trata de cumplir las metas que te hayas marcado, respetando los horarios. Así verás cómo el trabajo da sus frutos. Si un día no puedes cumplir tus objetivos, reajusta la planificación y retómala con nuevas fuerzas al día siguiente.

Comparte este artículo con tus colegas que estén intentando pasar a la especialidad médica y con quienes necesiten organizar su tiempo para estudiar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.