¿Qué diferencia a los médicos que pasan a la residencia de los que no?

Pasar a las residencias médicas en Colombia es un gran reto por el esfuerzo que esto requiere y, además, por la reducida cantidad de cupos ofertados: entre uno y dos estudiantes aceptados en la mayoría de especialidades. De hecho, anualmente desean sumarse 3500 médicos a esta cifra, pero a nivel nacional hay un máximo de 800 plazas en el mejor de los casos.

La mayoría de médicos pueden creer que el hecho de que otras personas logren pasar a la residencia antes que ellos, implica que tienen mayores capacidades y puede llevarlos a sentir que deben desistir de la idea de seguir luchando por ese sueño. Hoy queremos que ese pensamiento cambie.

Es normal que este sentimiento de frustración te agobie por un momento, pero lo importante es que lo reconozcas para trabajar en él. Esto lo puedes hacer con técnicas de mindfulness o meditación, para que aprendas a manejar esas situaciones, que pueden generarte ansiedad, de una mejor manera. Para ello, te recomendamos las apps Headspace y Meditopia.

Además, debes tener muy claro que todos los aspirantes tienen las mismas capacidades y oportunidades. Así que, realmente, la mayor competencia es contigo mismo, porque solo tú vas a presentar tu examen y eres el único responsable de tu resultado. 

Sin embargo, es común que los aspirantes se centren únicamente en la actualización de conocimientos médicos para pasar a la especialidad que sueñan. Indudablemente, este es un factor muy importante, pero la preparación va más allá: necesitas adquirir seguridad en ti mismo y en tus habilidades. En muchas ocasiones, los médicos tienen los conocimientos necesarios, pero dudan de sí mismos y por esta razón, no pasan el examen de admisión. 

¿Cuál es el factor diferenciador para pasar a la residencia?

Lo que sí diferencia a las personas que logran pasar es que, además de que confían en sus capacidades, se esfuerzan un poco más y siguen intentándolo hasta que lo logran. Pero sabemos que esas cualidades también las puedes tener tú y todo el que se lo proponga y persista.

El método más confiable para alcanzar tu meta es creer en ti. Así que lo que debes hacer es enfocarte en esa tarea, tener claro que eres capaz de lograr el objetivo y hacer todo lo que está en tus manos para pasar.

En el libro “Deja de ser tú”, Joe Dispenza explica cómo todo aquello que visualices con la suficiente energía y convicción podrá materializarse. Lo que debes hacer es imaginarlo con todos los detalles posibles: cómo te ves, qué escuchas y cómo te sientes cumpliendo ese sueño.

Es un ejercicio sencillo que consiste en sacar un espacio de máximo 10 minutos al día, para cerrar los ojos e imaginar cómo sería tu vida alcanzando eso que tanto deseas. Mientras más lo practiques, más lo visualices y más real sea lo que ves en tu mente, mayor probabilidad habrá de realizar tus metas.

Asimismo, te aconsejamos prepararte de una manera integral que incluya, tanto los conocimientos académicos, como las habilidades mentales para creer en tus capacidades y sentirte positivo y seguro en las diferentes fases del proceso, como el examen y la entrevista. Además, es clave que lo intentes hasta que lo logres, sin darte por vencido cuando aparezcan los obstáculos.

En Futuros Residentes tenemos una meta clara: ayudarte a alcanzar el sueño de ser un médico especialista. Por eso, diseñamos un método que te enseña más allá de conocimientos académicos, áreas clínicas y básicas. Este te otorga también una preparación diferencial que te permite desenvolverte mejor en cada fase del proceso de admisión.

Contamos con asesorías en psicología, en Programación Neurolingüística (PNL), en finanzas personales, tenemos simulaciones, tanto de exámenes como de entrevista y muchos beneficios más.

Síguenos en nuestras redes sociales para que estés enterado de todos los cursos y ofertas que tenemos para ayudarte a cumplir tu sueño.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.